Vino Gallego: La importancia del clima
14 Mar

Vino Gallego: La importancia del clima

Vino gallego : El clima y el vino

Como expertos en vino gallego la vid es una planta que se cultiva en múltiples lugares de la geografía mundial, por lo que está se adapta a los distintos climas que estén presente en cada una de estas regiones, sin embargo, no todos estos sitios poseen las condiciones climáticas necesarias para el desarrollo de un buen fruto, con el cual poder producir un vino de óptima calidad. De allí nace la gran variedad de vinos que hoy día existe en el mercado, cuyas calidades, sabores y colores son distintos.

El clima influye directamente en la calidad del vino y sus características, ya que inclusive el color que presente el producto final, será el resultado de las condiciones climáticas en donde se cosechó la uva.

Los climas fríos y lluviosos dan como resultado un vino cuyo grado alcohólico será bajo y su acidez elevada, de olor floral y refrescante y un sabor fresco y afrutado.

El vino que se produce con la vid cultivada en las regiones cuyo clima tienda a ser más caluroso y seco, serán vinos de vida corta, con una graduación natural bastante elevada y un sabor a fruta madura en exceso.

Aquellas zonas en donde los climas suelan ser extremos son los ideales para el cultivo de la vid con la que se producirá un vino de mayor calidad. Lugares donde la temperatura sean altas por el día y baja por las noches garantizara la cosecha de una uva que conservara su acidez natural, lo que equilibrara su sabor final.

Al noroeste de España se encuentra ubicada la Comunidad Autónoma de Galicia, lugar donde se elabora el vino gallego también llamado vino de Galicia.

Galicia se caracteriza por la variación climática que se presenta en la extensión de su territorio, las zonas vitivinicultoras de la provincia de Ourense y el Ribeiro son zonas secas, soleadas y menos húmedas que las de Norte y las Rías Baixas, las cuales son muy húmedas.

El vino gallego de los mejores en toda España, y muy particulares, por el tipo de clima en el que se producen. Estos vinos suelen ser bastante aromáticos, frescos y jóvenes, por lo que resultan agradables para todos los gustos y una buena elección para acompañar alimentos tales como carnes, ensaladas, mariscos, pescados y entrantes.

La mayoría de los vinos producidos en Galicia cuentan Denominación de origen, estas son Ribeiro, Valdeorras, Rías Baixas, Ribeira Sacra y Monterrey.

Aquí podrás adquirir y encontrar más información sobre el vino gallego.